viernes, 26 de septiembre de 2014

Esa noche parte 4


Chedza in Heaven

Me estabas esperando en la entrada principal de la casa, teníamos poco de regresar del trio, nos pusimos a platicar de lo que nos gustó más, me dijiste que beber de mí, y que yo bebiera de ti,  entonces me empezaste a tomar de las manos,  y a acariciar mi cabello, tus dedos empezaron a recorrer mi nuca, y me dijiste que querías volver a repetirlo pero sin las interrupciones de un hombre, me atrajiste hacia tu rostro y empezaste a besarme, sentías como temblaba y me hablas al oído para calmarme, “ déjame mostrarte que solo otra mujer te puede hacer sentir el cielo”,  asi que me deje llevar, nos besamos tiernamente y poco a poco nuestras lenguas jugaban, me dijiste que te dejara hacerme todo y no moviera un dedo, por lo que sentía el roce de tus dedos por mi nuca, bajando a mi espalda y mi trasero por encima de la ropa, yo temblaba y sentía como se agitaba mi respiración,  pusiste tus manos en mi cintura y tus dedos recorrieron poco a poco los botones de mi camisa, todos con el roze de tus dedos, ibas a mi cuello, bajabas por mis hombros, hacias círculos en mis senos sobre el sostén, bajaron hasta mi vientre, y metiste la mano bajo mi falda, entonces me dijiste que era hora de que tus labios tocaran los mismos lugares que pasaron tus dedos, me besaste, y tus labios empezaron a bajar por mi cuello, hombros, retiraste con ellos mi sostén,  besaste mis senos, vientre, monte de venus, hasta llegar a mis pies, mientras tus manos recorrían mi parte trasera, entonces te pusiste tras de mi y tus labios subieron por mis muslos, caderas, espalda, y nuca, despues me susurraste que seguiría la lengua el mismo recorrido,  que entonces lamiste la nuca, mis orejas, espalda, glúteos y metiste tu lengua, yo seguía de pie excitada, mojada, quedaste frente a mi y lamiste mis muslos, entonces llegaste a mi entrada y lamiste, subiste a mi ombligo y ahí jugaste con tu lengua, bajaste nuevamente y con la lengua empezaste a hurgar mis labios vaginales, levantaste una de mis piernas y la pusiste sobre tu hombro, tu boca empezó  dar suaves mordiscos a mis labios, cuando empecé a sentir que tu lengua entraba, y al mismo tiempo me ponías la mano en los glúteos y empezaste a estimular mi ano, hasta que metiste tu dedo dentro al mismo tiempo que tu lengua en mi vagina, yo te tome del cabello y lo revolvía, quería que siguieras, y me decías que eso querías escuchar, yo quería que fueras mas rápido, y me dijiste quiero que disfrutes lentamente esto, y asi estuviste lamiendo en pausas, penetrando muy lentamente, decias que estabas bebiendo cada gota de mi interior, y repentinamente empezaste a colocar el vibrador en mi entrada, jugaste con el alrededor de mis labios vaginales mientras tus dientes mordían mis nalgas, me sentaste, y levantaste mis piernas, volviste a lamer mi clítoris y despues me penetraste en círculos con el vibrador, suavemente, y te fusite a mi boca, mordiste mis labios, y jugaba tu lengua con la mia, bajaste a mis senos y los mordisqueabas, mientras seguias penetrando y lo pusiste a vibrar, llegue al orgasmo, y me volteaste, me pusiste de rodillas, y volviste a penetrame, besabas mi espalda, tus dedos jugaban con mis pezones, cai rendida, sudada, extasiada, me quede dormida y sentía tu cuerpo junto al mío, entonces esta vez, fui yo quien empezó a jugar contigo, te besaba los labios, tu cuello, metí mis manos bajo tu vestido, toque cada parte de tu cuerpo, me subi en ti, y rozaba mi vagina contra la tuya, y empece a quitarte el vestido, con mis dientes retire las copas del sostén y los empece a morder, lamer, chupar, tus manos me tomaron y me guiaste los labios para llegar a tu vientre, metia mis manos bajo tu tanga, con los dedos rozaba por encima de ella, te masturbe, baje mas e hice a un lado la tanga, bese tus muslos internos, seguía jugando con mis dedos, empece a acercarme a tus labios vaginales, los mordí, y poco a poco abri tus piernas, meti mi boca entre ellas, pusiste tus piernas sobre mi espalda, y empece a lamer de atrás a adelante tus labio, depues entre a tu clítoris, y jugué con el, te penetre suavemente con 2 dedos, y al mismo tiempo a chupar tu monte de venus, bebi tus jugos, me pediste que te penetrara con el vibrador, y lo puse en tu vagina, pero no te penetraba, solo lo dejaba en tu entrada, asi que me subi otra vez en ti, y desnudas rozamos nuestros vientres, deje el vibrador entre las 2, cruzamos las piernas para que nuestros labios vaginales se besaran, te voltee y te penetre por detrás con el vibrador, llegaste al orgasmo y quedamos tendidas en el sofá.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, se prudente y piensa antes de opinar. Respeta el trabajo de los autores y no ofendas con comentarios impropios.

Nos alegra tu opinión y deseamos leerte pronto.